lunes, 4 de mayo de 2009

Fundamentalismo hinduista... ¡Lo que faltaba!

Extraido de: http://blog-sin-dioses.blogspot.com/
Ya estamos acostumbrados –tristemente- a escuchar del fundamentalismo islámico. Un conjunto de memes que actúa como una plaga de langostas, que mata a los no musulmanes, especialmente a los judíos, a quienes odian por mandato expreso de Alá. Pero tienen mucho odio para rato, por eso también odian a los homosexuales, ateos, agnósticos, feministas, Etc., Etc. Pero, el que no es tan conocido es el fundamentalismo hinduista. Y aunque el hinduismo no tiene una vocación misionera como el cristianismo o expansionista como el islam ha generado sectores radicales.

Como hemos dicho los ateos durante siglos, esa perjudicial idea de creerse con la “verdad” que tiene cada religión es un veneno monstruoso. Un veneno que corroe, primero la razón de los humanos (las doctrinas religiosas son irracionales), y pueden llegar a hacer cosas viles, tales como el asesinato de los creyentes de otro credo. Eso pasó durante las guerras de religión en Europa, durante la expansión del islam en el mundo, durante la invasión a América, durante las cruzadas y la inquisición y eso está pasando ahora mismo en la India.
En 2007 los hinduistas atacaron al gobierno de “blasfemo” y de “haber ofendido las creencias de miles de personas” -¿Dónde también habré escuchado eso?- por haber dado un informe ante un juzgado que los textos sagrados hindúes no pueden tomarse como un libro de historia.El informe dice: "Los contenidos del Ramayana y el Ramcharitamanas y otros textos mitológicos no pueden ser considerados un registro histórico que pruebe la existencia de los personajes (El dios Rama) y los hechos narrados"
Y es que la polémica surgió por el deseo del gobierno de construir un canal entre la India y Sri Lanka en aguas frente a la región sureña de Tamil Nadu, en un área en la que muchos hindúes creen que hay restos de un puente construido por el dios Rama.
La zona es en realidad un arrecife de coral no las ruinas de un puente hecho por un dios de color azul. Pero los hinduistas en lugar de oponerse por razones ambientales y conservacionistas lo hacen porque creen que en este lugar el dios Rama construyó un puente con ayuda de un ejército de monos para ir a rescatar a su esposa Sita, secuestrada por el rey diablo Rávana.
Lo peor del caso, es que después que el partido hinduista, Bharatiya Janata, pidió al gobierno que se disculpara por la blasfemia, y por haber herido la fe de miles (argumento que también usan musulmanes, evangélicos y católicos cada vez que desean hacer pataleta) el gobierno decidió retirar el informe.
Otro caso que ejemplifica la ignorancia de mucha gente en la India es el caso de una bebe nacida en Nueva Delhi en 2008, con una malformación que le generó dos caras, más exactamente una duplicación cráneo-facial. Rápidamente la niña fue identificada por miles de hinduistas como una bendición de uno de sus dioses, y se propuso crearle un templo. Frente a la idea de considerar esta situación como un fenómeno que se puede explicar racionalmente desde la embriología, los hinduistas radicales predicaron nuevamente a favor de la explicación sobrenatural.
En Sindioses.org ya habiamos publicado un ensayo sobre como las creencias hinduistas fueron un obstáculo para erradicar la viruela en la India: http://www.sindioses.org/simpleateismo/shitala.html

Pero la situación más delicada se está dando en el estado de Orissa, ubicado en la costa este de la India. Pues una cosa es que un grupo de hinduistas crean que un dios con un ejército de monos construyó un puente y otra que obliguen a los que abandonan su religión a volver a ella so pena de muerte. Y esto último es lo que se ha iniciado contra los cristianos por parte de hinduistas radicales que no quieren que su religión pierda fuerza. En 2003 se inició una campaña de “reconversión” de los cristianos al hinduismo. Incluso se empezó a aplicar una ley que sin ningún sonrojo llamaron “de libertad religiosa”. Según esta ley se prohíbe el “uso de la fuerza o coacción o medio fraudulento” para convertir a una persona de una religión a otra. Sin embargo, la ley se aplica a los misioneros cristianos más no para los hinduistas radicales.
Los extremistas hindúes han atacado desde entonces, no solo las iglesias, sino también han incendiado hogares y autos de cristianos de todas las sectas. Y repitiendo lo que vivió Europa en los tiempos de católicos y hugonotes, se ve en Orissa que algunos creyentes tienen que lidiar con ser perseguidos por sus propios familiares y comunidades. En una aldea por lo menos siete cristianos que en 2003 se negaron a hacer profesión pública de "reconversión" al hinduismo, fueron obligados a abandonar sus hogares. Seis meses después se les permitió regresar, pero aun así les está prohibido sacar agua del pozo y no pueden obtener empleo. Parte de esta situación surge de la creencia irracional que tienen muchos hindúes de que los cristianos están espiritualmente impuros. Algunos misioneros cristianos informan que algunas veces, cuando los cristianos visitan a sus familias hindúes, inmediatamente luego que se van de la casa esta es sometida a un rito de purificación. ¡Habrase visto!
Algunas tácticas poco humanitarias consisten en acusar a los misioneros cristianos de ser violadores con el fin de levantar una turba contra ellos. La persecución más reciente se inició en agosto de 2008 cuando se acuso a los cristianos de ser responsables de la muerte de un sacerdote hindú. A esto siguieron los asesinatos e incendios de iglesias. Se habla de 119 muertos, 4.000 hogares destruidos y 50.000 desplazados en 360 aldeas hasta septiembre del año pasado. Las páginas de internet cristianas hablan de cerca de 500 muertes durante el pasado 2008, aunque el gobierno solo reconoció inicialmente 31.
La Iglesia Adventista del Séptimo Día reportó 27 muertos de sus feligreses en Orissa. La persecución también se ha hecho con católicos, evangélicos y todo grupo de cristianos. Los sacerdotes católicos pueden ir a sus parroquias rurales solo con una escolta del ejercito, mientras que quienes quieren ir a misa se les impone tratos humillantes, tales como tener que pasar a pie cuando se crucen con un hindú que va en bicicleta, no ingresar a los baños públicos cuando estos sean usados por extremistas. En algunos lugares solo el intento de querer llegar a alguna iglesia es severamente castigado.
Es cierto que nosotros como ateos y agnósticos no vemos nada racional en las doctrinas católicas, adventistas o evangélicas, así como vemos que el hinduismo es otra mitología más, al igual que la cristiana. Pero es inaceptable que aún haya en el mundo persecuciones por motivos religiosos. En Orissa no matan ateos porque por la ignorancia generalizada no los hay, pero si pudieran los hinduistas radicales mandar en toda la India seguro los mandarían como mínimo a linchar.
Es un momento para recordar que es el respeto y la aplicación de los Derechos Humanos lo que permitiría la convivencia de todos. Es necesario que en el mundo hayan estados laicos, no unidos a ninguna religión para que permitan la convivencia de todos: ateos, musulmanes, judíos, hinduistas, budistas, sijs, cristianos y un largo etcétera. Situaciones lamentables, como las aquí narradas, son un llamado a la comunidad atea y agnóstica para que recordemos y ensalcemos la necesidad del laicismo y del conocimiento y aplicación de los Derechos Humanos.
A propósito del laicismo recomiendo la lectura del ensayo publicado en la página principal de Sindioses, Laicismo: Cinco tesis. http://www.sindioses.org/sociedad/laicismo5tesis.html
Estos son algunos de los Derechos Humanos que debemos recordar en el caso de Orissa y otros lugares donde el fundamentalismo religioso está de inquisidor:

Artículo 1. Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.
Artículo 2. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.
Artículo 3. Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
Artículo 18. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
Artículo 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

2 comentarios:

ÁĞĞĔĹŐŚ ÁРŐĶÁĹĨРŤĨČŐŚ dijo...

por tu komentario,,, solo c,,, k eres marikon,,,,,,,

ME KORTO LAS 2 BOLAS,,,,

jeje.....

Telecansino dijo...

Tines serios problemas con la homosexualidad. Deberias mirartelo, mejor descubrir una represión a tiempo a ser infeliz toda tu vida.

Un beso y gracias por comentar.