jueves, 28 de enero de 2010

10 razones para no creer que los extraterrestres nos visitan

Extraido de: http://cnho.wordpress.com/2010/01/23/los-extraterrestres-vistos-por-nuestros-lectores/#more-6253

La especulación sobre la existencia de vida en otros planetas se remonta a los primeros tiempos en los que la astronomía supo que existían cuerpos celestes similares a la Tierra. Sin embargo, en este tema deben diferenciarse dos aspectos muy distintos: la existencia de vida fuera de la Tierra es algo considerado como probable por la mayor parte de astrónomos y biólogos. Prueba de ello es que se han llevado a cabo diversos programas para explorar esta posibilidad: desde los discos con mensajes acarreados por las sondas Voyager, el programa SETI (Search for ExtraTerrestrial Intelligence) o los experimentos de las últimas sondas marcianas.
Otro enfoque muy diferente es el de aquellos que aseguran que formas extraterrestres humanoides e inteligentes nos visitan desde hace muchísimo tiempo, interviniendo de diversas formas en el desarrollo de la vida en la Tierra. Este fenómeno, según sus partidarios, sería ocultado sistemáticamente por todos los gobiernos mundiales, los cuales dispondrían de múltitud de pruebas documentales o, incluso, de naves y cuerpos de alienígenas conservados en secreto.

Y sobre esto último es sobre lo que preguntamos a nuestros lectores: ¿Que razones os inducen a creer o no creer que pequeños humanoides extraterrestres nos visitan de forma regular en sus naves espaciales?. Como venimos haciendo con otras propuestas de esta serie, os invitamos a que escribáis argumentos a favor y en contra, con los que redactaremos un artículo titulado “10 razones para creer o no creer en que los extraterrestres nos visitan”.
Este es el resumen de las aportaciones, completadas con algunos argumentos que hemos recogido de otros foros:

1.- Ni una prueba. A pesar de las toneladas de testimonios y presuntas imágenes y vídeos de OVNI, a día de hoy no existe ni una sola fotografía que muestre claramente una nave alienígena o un organismo extraterrestre. O lo que es todavía más importante, no disponemos ni de medio gramo de chatarra ni de medio nanogramo de presunto material genético alienígena.
2.- Todos somos humanos. Siempre se presenta a los extraterrestres con aspecto humanoide: simetría bilateral, bípedos con cuatro extremidades, dos ojos, nariz, boca, etc. Las probabilidades de que la evolución haya producido dos organismos semejantes a partir de orígenes distintos de la vida son extremadamente escasas.
3.- Estás muy lejos. Las distancias entre estrellas son enormes, y representando la velocidad de la luz un límite infranqueable para la materia, un viaje interestelar tripulado llevaría tanto tiempo que en muchos casos incluso sería necesaria una «nave colonia», capaz de albergar en su seno una civilización durante muchas generaciones. Hasta las estrellas más cercanas suponen un serio problema de tiempo: una nave viajando a la mitad de la velocidad de la luz tardaría más de 16 años en ir y volver a Proxima Centauri (la estrella más cercana), un poco lento para un programa de experimentación. Otras estrellas lejanas, como Rigel, exigirían 1700 años solo para uno de los trayectos.
4.- Iluminati. Con más de cuarenta años de ufología moderna, es muy poco probable que todos los gobiernos del mundo hayan conseguido ocultar completamente las numerosas “presuntas pruebas” acerca de tales “visitas”. Las cuáles además y en más de una ocasión, según los propios ufólogos, han sucedido con “multitud de espectadores” o a la vista de varios “lugares públicos”.
5.- Somos el centro del universo. Existen descripciones de decenas de «especies» extraterrestres diferentes, y todas nos visitan a nosotros. Si hay tantas civilizaciones visitantes, hay que asumir que la vida inteligente en el universo es muy abundante, lo que exigiría pensar a su vez que los planetas con vida como la Tierra serían innumerables. ¿Porqué precisamente nos visitan tanto a nosotros?
6.- ¿O más bien estamos en las afueras? En el caso contrario, y si la inteligencia es poco abundante en el cosmos, la probabilidad de que decenas de especies inteligentes visiten un planeta situado en los confines de la galaxia resulta difícil de considerar.
7.- Tranquilidad extraterrestre. Los creyentes en el fenómeno OVNI afirman que ya nos visitaban en tiempos precolombinos o del antiguo egipto. No es muy probable que durante miles de años se mantenga la misma pauta de observación, sin contactar o sin variar los métodos de acercamiento. Nos deberían conocer ya de sobra.
8.- No hay nada como hacerlo tu mismo. Si nos encontramos (como parece) en “fase de observación”, y habida cuenta de los impedimentos anteriores, cabría esperar que una especie inteligente no enviara naves tripuladas a observar un nuevo planeta, sino sondas automáticas. De igual forma, no sería necesario acercarse hasta la superficie para estudiar la vida del planeta, una especie con la tecnología suficiente como para llegar hasta aquí podría hacerlo desde la órbita terrestre sin ningún problema.
9.- Unos tanto y otros tan poco. El fenómeno de avistamiento no es homogéneo. Si las visitas fueran tan reales y frecuentes como se pretende, no sería lógico que algunas personas hayan visto y sigan viendo numerosos OVNI, mientras que la inmensa mayoría no haya visto ninguno.
10.- Tulipán. Es incongruente que, por un lado, los visitantes pretendan permanecer ocultos durante miles de años y por otro, utilicen naves brillantes y llenas de luces que aumentan su visibilidad.

lunes, 18 de enero de 2010

Sexo, hipocresía y homofobia: el "lobby cristiano"

Extraido de: http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=42335

El presidente Rodríguez Zapatero ha aceptado la invitación de Barack Obama para acudir a “los desayunos de oración”. Si hubiera rehusado, la derecha habría arremetido contra él “por rechazar la invitación del Presidente de los EEUU”. Pero como ha aceptado, le atacan por aceptar.

El acto lo organiza “The Family”. Pocas personas en España han oído hablar sobre “The Family”, organización anfitriona de este pintoresco acto al cual ha sido invitado el presidente Zapatero por Barack Obama…
Pues bien, nuestros castizos obispos Rouco Varela, Camino o Munilla parecerían librepensadores al lado de aquellos evangélicos fundamentalistas de “The Family”.
Entre otras cosas, los miembros de esta organización están convencidos de que Jesucristo va a regresar. Y, además, a no tardar mucho. Un día de estos. Si bien ello no les impide rapiñar en cuanto negocio se les presente y especular a escape libre.
También predican—basándose en interpretaciones literales de la Biblia—la llamada “doctrina del arrebatamiento”. Es decir que, en breve, millones de fieles cristianos (que identifican como ellos mismos) serán arrebatados o abducidos hacia los aires. Pero no los abducirán naves espaciales sino el mismísimo Dios que les saldrá al encuentro.
Además, esta derecha religiosa norteamericana, el llamado “lobby cristiano”, predica que “el capitalismo y el libremercado son la voluntad del Altísimo”. En este sentido, los EEUU deben intervenir militarmente allá donde sea preciso salvaguardarlos. Eso sí, todo “por el bien de la humanidad”. Particularmente sospecho que el único bien que buscan es el de su bolsillo.
En esta línea, defienden que “las fuerzas armadas deben impregnarse del mensaje de Cristo”. Es decir, bombardear, matar, saquear, incendiar aldeas y ciudades… pero, ojo, con mucho amor, que Dios está con ellos.
Y lo más terrible es que esta calaña de individuos posee un peso inconmensurable en la política y economía de los EEUU.
Visto lo visto… ¿cuáles son los frutos del fundamentalismo religioso evangélico (protestante)?
Para empezar, no resulta extraño que el líder de la derecha religiosa de EEUU, Charles Colson, fuera la primera persona encarcelada por su participación en el escándalo Watergate.
A su vez, el gobernador de Carolina del Sur, piadoso cristiano, se escapó a Buenos Aires con su amante, mientras el senador John Ensign engañaba a su mujer con la esposa de un colaborador. Ciertamente, los escándalos de infidelidad sexual entre los fundamentalistas cristianos han alcanzado categoría de plaga en EEUU.
Sin embargo, el asunto no pasaría de la anécdota si no fuera por el repugnante cinismo con el que condenan a los demás y, repito, su peso decisivo en la política y finanzas norteamericanas.
Por su parte, el Bible Belt, el conocido “cinturón de la Biblia”, es el lugar de EEUU donde más hierve la prostitución, la pornografía y todo tipo de perversiones. Por supuesto, los usuarios de la explotación sexual (la mayoría pertenecientes a las clases acomodadas y conservadoras) claman todos los domingos desde sus iglesias contra “la abominación de la homosexualidad”, el aborto, las ayudas sociales a madres solteras…
A esta colosal doblez hay que sumar una ambición sin medida. Como declaró Doug Coe, líder de The Family: “Trabajamos con el poder cuando podemos; cuando no, creamos el poder”.
El panorama, ciertamente, resulta espeluznante… las decisiones que afectan a todo el planeta se encuentran influidas, y hasta determinadas, por la hipocresía y las ideas estrambóticas de unos fanáticos evangélicos que, además, no dudan en sembrar de sangre naciones enteras cuando ven peligrar sus intereses económicos. En nombre de Dios. Por supuesto… ¡Suerte, Zapatero!

Gustavo Vidal Manzanares es jurista y escritor

domingo, 17 de enero de 2010

Explicando fenómenos naturales con superstición medieval: El caso de Pat Robertson

Extraido de: http://blog-sin-dioses.blogspot.com/

Pat Robertson, famoso teleevangelista estadounidense sorprendió con sus recientes comentarios sobre las causas sobrenaturales del terremoto que devastó a Haití el pasado 12 de enero de 2010.

El predicador evangélico dijo que el terremoto fue causado por "un pacto con el diablo" que el país caribeño hizo en 1804, año de su independencia.

"Algo pasó hace mucho tiempo en Haití, algo de lo que la gente no quiere hablar", dijo Robertson.

Añadió que los haitianos "estaban bajo el yugo de Francia, se unieron e hicieron un pacto con el diablo. Se ponían a su servicio si Satanás los ayudaba a liberarse del yugo francés", indicó.

Según el predicador, el "pacto con el diablo" tuvo el efecto deseado y los haitianos lograron su independencia, "pero desde entonces fueron maldecidos".

Tras las declaraciones que invocaban al inexistente Chiras, la consejera de la Casa Blanca, Valerie Jarrett, declaro haber quedado consternada por los comentarios del predicador. ¿Y quíen no?

"Esa no es la actitud que expresa el espíritu del presidente o de los estadounidenses. Creo que fue un comentario bastante escandaloso", declaró la funcionaria pública.

Sin embargo, estas declaraciones se dan en un país donde hay más gente que cree en la existencia del diablo que en la Biología evolutiva.

También es cierto que las declaraciones de Robertson no solo fueron repudiadas por los ateos y agnósticos, también varios creyentes se sintieron horrorizados por tan medieval explicación. No obstante los creyentes de la Biblia no pueden negar que su dios es amigo de castigos usando catástrofes naturales, tales como el mítico diluvio, o la tierra que se abrió y se tragó a los seguidores de Datán y Abirám, opositores políticos de Moisés.

También el dios jehová usó su poder para beneficio de sus favoritos, según el Viejo testamento: Abrió el Mar Rojo, abrió el Jordán, hizo llover comida en el desierto. ¿Qué paso con sus poderes benevolentes ahora? ¿Es que se le acabó la magia?

Volviendo a la estupidez de Pat Robertson, su dios deja mucho que desear, pero no por esto no se aleja del semblante que la Biblia da de él. Un dios que castiga a los descendientes de unos pecadores 200 años después, es propio de un dios vengativo y cruel. Propio del colérico Jehová del Antiguo Testamento.

La adjudicación de los terremotos a la ira de Dios no es nueva. Pero ahora tenemos la geología, y la teoría de la tectónica de placas que nos permite saber porque ocurren estos eventos.

Iniciando el siglo XX, la señora Elena G. de White, cofundadora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, adjudicó a la ira de Dios el terremoto que destruyó a San Francisco el 18 de abril de 1906. Aunque cabe señalar que para un Dios omnisapiente y todopoderoso le sería más fácil eliminar a los malvados de un infarto cardíaco, sin necesidad de dejar niños huérfanos y muchísima gente buena damnificada.

También me parece absurdo el cacareo que iniciaron los adventistas y evangélicos, de que este terremoto es otra de las señales dadas en Mateo 24 de que la segunda venida de cristo está cerca. Por favor, dejénse de estupideces. Siempre ha habido terremotos y siempre los habrá mientras las placas tectónicas se sigan moviendo.

Y vuelvo a insistir que si Jesús desea anunciar su segunda venida podría -por ética- encontrar otros medios para anunciarla, que no dejaran victimas.

Recordemos también que Robertson -acostumbrado a ver fenómenos sobrenaturales donde no los hay- adjudicó en el 2006 el derrame cerebral de Ariel Sharon por entregar la Tierra prometida a los musulmanes. Esto debido al plan de retiro unilateral de Israel de la Franja de Gaza.

Les dejo el video de las declaraciones del pío hombre que predica el evangelio
http://www.youtube.com/watch?v=f5TE99sAbwM&feature=player_embedded

martes, 5 de enero de 2010

¿Para qué sirve la teoría de la evolución?

Extraido de: http://oldearth.wordpress.com/2008/05/04/%c2%bfpara-que-sirve-la-teoria-de-la-evolucion/

Desde que Charles Darwin, hace ahora casi 150 años, escribiera el Origen de las Especies hasta nuestros días los científicos han acumulados toneladas de evidencias científicas que apoyan la teoría de la evolución. Esas evidencias aumentaron considerablemente gracias al desarrollo de la biología molecular. Eso ha llevado a que en los programas de licenciatura de carreras tales como biología o bioquímica existan asignaturas denominadas Evolución o Evolución Humana. Uno cabe esperar que si la evolución se ha desarrollado en las últimas décadas de forma importante se hayan obtenido resultados teóricos que hayan podido ser aplicados para el desarrollo y el bienestar de la sociedad.
La investigación se podría dividir en investigación básica e investigación aplicada. La básica tiene como principal objetivo entender cómo funciona el universo, mientras que la aplicada consiste en emplear los conocimientos obtenidos en la investigación básica para resolver los problemas de la sociedad. La básica no siempre obtiene resultados para ser aplicados; o bien se obtienen datos con el fin de entender como es el mundo que nos rodea, o bien se obtienen datos, que de momento parecen no tener aplicación, pero que es posible que en el futuro lo tengan. Por ejemplo, a primera vista no es fácil encontrar una utilidad práctica al estudio y clasificación de las holoturias, pero últimamente se quiere saber más acerca de estos organismos, ya que se ha visto que producen sustancias anti-cancerígenas. Muchos científicos reniegan de esta clasificación al declarar que sólo existen dos tipos de ciencia: la buena y la mala (o pseudociencia, paraciencia o anti-ciencia, donde se englobaría al creacionismo y al diseño inteligente), independientemente de si ésta es básica o aplicada.
La mayoría de los científicos cuando realizan su trabajo piensan básicamente en obtener nuevos conocimientos acerca de cómo funciona el Universo. Pero muchos de ellos recibimos un salario por el trabajo que hacemos. El origen de este salario puede ser de índole privada o estatal. Las instituciones privadas, en la mayoría de los casos, requieren una aplicación lucrativa de los resultados obtenidos, para recuperar la inversión efectuada. Así por ejemplo, la investigación que se lleva a cabo en las industrias farmaceúticas tiene como principal objetivo el desarrollo de drogas y fármacos que, además de combatir enfermedades, repercuta en beneficios económicos para la empresa. Hay otros muchos ejemplos de este tipo de investigación, desde la industria aeronáutica al desarrollo de lenguajes informáticos o de aleaciones para construcción de edificios. También se realiza investigación aplicada en instituciones públicas tales como universidades o departamentos gubernamentales. Y también en entidades privadas se realiza investigación básica, ya sea como apuesta de futuro, o bien porque son organismos docentes, donde la investigación y la difusión de resultados (por ejemplo en publicaciones), es un capital en sí mismo.
Cuando hablamos de la teoría de la evolución, la selección natural y el ancestro común, lo primero que se nos viene a la mente es una teoría científica que sirve para explicar el origen de las especies que hay en nuestro planeta. Y hasta el momento es la mejor teoría científica que tenemos. Sus detractores, por ahora no han sido capaces de encontrar datos que la refuten, y solamente han podido dar réplicas religiosas (creacionismo) o míticas (diseño inteligente) a la misma. Pero aparte de explicar el origen de las especies (que no es poco), ¿sirve para algo más?.
Diversas teorías científicas, por muy abstractas que puedan parecer a primera vista han servido para el desarrollo de multitud de aplicaciones. Así gracias a la teoría atómica tenemos aparatos eléctricos de precisión, métodos de obtención de energía (energía nuclear) o aparatos que se utilizan a diario en medicina (radiología, diagnóstico por imagen). Gracias a la teoría de la relatividad podemos enviar ingenios al espacio o escribimos en nuestro ordenador.
Cuando se analizan los postulados de la teoría de la evolución, lo que se está haciendo es entender los mecanismos por los que operan los seres vivos, cómo éstos se adaptan al medio en el que viven, cómo compiten entre ellos, cómo varían a lo largo de las generaciones y cómo pasan sus genes a la descendencia. ¿Cómo se puede aplicar eso?. Pues la verdad es que gracias a esta teoría podemos desarrollar diferentes aplicaciones en diferentes campos. Cada uno de ellos merece un artículo propio (y no descarto hacerlo). Por ahora presento sólo un resumen:
1. Ecología: Entender mejor la relación organismo-medio ambiente y las diferentes cadenas tróficas. Esto puede aplicarse en cinegética y mantenimiento de poblaciones. Todos conocemos ahora el problema que supone la introducción de especies nuevas en ambientes donde previamente no existían. El problema es especialmente serio si la especie introducida es un depredador. Las variaciones en el ecosistema, así como las variaciones en las especies preexistentes son objeto de estudio por la evolución.
2. Agricultura: Comprender los mecanismos de aparición de resistencia a pesticidas por parte de insectos (p ej al DDT) o de “malas hierbas” (p ej a las atrazinas), y cómo estas resistencias se transfieren a la descendencia. Esto es especialmente interesante, ya que el DDT es una molécula de nueva síntesis, que no existía previamente en la naturaleza. Pese a ello aparecen resistentes. Domesticación del trigo: mediante selección artificial (que no es más que una copia de la selección natural) poseemos variedades de trigo más grandes que las cultivadas antiguamente. Obtención mediante cruce y selección de plantas más resistentes a la sequía, al calor o a la salinidad. Mediante ingeniería genética introducción artificial de genes de interés en plantas. Todo esto ha sido posible tras entender los mecanismos que operan en la naturaleza, copiarlos y acelerar el proceso.
3. Química: Fabricación de nuevos compuestos químicos derivados de otros preexistentes mediante selección dirigida. Mediante mutagénesis dirigida en enzimas se pueden seleccionar mecanismos de catálisis enzimática más eficaces. Empleo de enzimas seleccionados por su afinidad por el sustrato para la degradación de contaminantes o la síntesis de sustancias de interés. De nuevo copiamos y aceleramos los procesos naturales.
4. Software: Desarrollo de programas informáticos, aplicados a la inteligencia artificial. Confección de programas que se adaptan generación tras generación.
5. Biomedicina: Entender los mecanismos de resistencia a antibióticos de algunos microorganismos para evitar la propagación de la resistencia, o buscar dianas moleculares menos variables (genes conservados a lo largo de la evolución). Detección de nuevas enfermedades mediante el estudio de los reservorios de los patógenos humanos (p ej el virus de la gripe puede infectar al cerdo o a las aves y allí variar genéticamente y posteriormente infectar a humanos con diferente potencialidad). Asumir la enorme variabilidad génica de los organismos para el desarrollo de herramientas moleculares de diagnóstico poblacional tales como la genómica, la proteómica o la genómica funcional. Estudio de coevolución parásito/huésped (p ej en el caso de la malaria, el estudio de la variabilidad del parásito en el mosquito puede servir para dar alertas acerca de la futura infectividad en humanos).
Los creacionistas no consideran posible una ganancia de información génica, sin embargo ésta no hace más que aparecer en la naturaleza. Así la industria química sintetizó de novo (no existía antes) el DDT o nuevos antibióticos como las quinolonas, y al poco tiempo aparecieron genes que conferían resistencia al mismo. Sintetizamos pesticidas como la atrazina o el lindano, y al poco también aparecieron organismos capaces de usarlo como fuente de carbono y energía, lo que implicaba toda una ruta de degradación. Si mañana diseñáramos un nuevo fármaco contra un parásito es seguro que al final aparecerián resistentes. Esto se debe a la enorme plasticidad de los genomas y la capacidad de los organismos de ganar nueva información genética.

Por ello cuando vayas al médico, pregúntale antes si es creacionista. Avisado estás.

viernes, 1 de enero de 2010

Un peligro para la especie humana

Extraido de: http://blog-sin-dioses.blogspot.com/

En una democracia los credos religiosos tienen derecho a construir sus templos, a predicar y emitir sus publicaciones, siempre y cuando no atenten contra los derechos de los demás ciudadanos.

Viene a mi mente la secta mormona de "La Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días", que es racista. Su líder, Warren Jeffs, predica que todas las cosas malas llegaron al mundo por las personas de color, (aunque Pinochet, Hitler, Franco y el ministro del interior colombiano Fabio Valencia Cossio, no se puedan calificar como afrodescendientes precisamente). Permitirle a estos fanáticos promulgar sus odios es un abuso de la ley, pero si quisieran imponerlo por ley sería el fin de la democracia.

Bien extraño nos parecería que los adventistas de un país intentaran por fuerza de ley que se cierren todos los negocios y universidades en sábado, o que los judíos de un país quisieran, por fuerza de ley, que se prohibiera el consumo de mariscos y cerdo, o que los mormones quisieran obligar a toda una nación que se enseñe en las clases de historia que Jesús vino a las Américas a predicar. Cada credo puede predicar sus doctrinas (por más absurdas que sean), de puertas adentro de sus recintos de culto. Pero pretender que todos debemos creer lo que ellos creen, y que todos debemos condenar lo que ellos condenan es absurdo.

La ley civil está para mantener el orden, fomentar el respeto y la igualdad y para el beneficio de todos los ciudadanos. En una democracia, la ley civil no es la sirvienta de la religión. De serlo no estaríamos en una democracia sino en una teocracia. Pero esto es algo que la Iglesia Católica no quiere aprender, por más siglos que ha pasado.

El pasado 27 de diciembre la Iglesia Católica española, en una gran manifestación en Madrid, deseó oponerse al reconocimiento legal de las familias homoparentales (formadas por dos conyugues del mismo sexo). El cardenal Rouco, arzobispo de Madrid dijo: “ese otro lenguaje de los diversos modelos de familia que parece adueñarse, avasallador y sin réplica alguna de la mentalidad y de la cultura de nuestro tiempo”. “Europa se quedará sin hijos sin la familia católica”, añadió el cardenal.

Señor Rouco, por favor deje la paranoia. El que existan parejas homosexuales que se casen no obliga, ni obligará a los demás ciudadanos a que se casen con personas de su mismo sexo. La obligación de las nomas y la homogeneidad de la sociedad solo existe en su retrógrada y medieval iglesia. Ahora ese argumento de que Europa se quedará sin hijos es absurdo. ¿En que estudio se basa para decir tal falsedad y estupidez?

Recuerdo además que el comportamiento avasallador es propio de la iglesia a la que Rouco sirve. ¿Recuerdan el destino de los cátaros en la ciudad de Albi, o la conquista de América?

Lo que si le creo es que las familias homoparentales estén "sin réplica en la mentalidad", pero en la de la ICAR, claro está. Porque para la iglesia la familia está conformada por un hombre y una mujer, y esta debe dar hijos sin parar, porque el sexo es solo para la reproducción y los anticonceptivos son pecado.

Así pues la mujer se debe a los hijos, a los deberes del hogar, y a satisfacer los deseos sexuales de su católico esposo. Este es el modelo de familia, que la ICAR defiende, y que con arrogancia y sin evidencias afirma que es el de Dios. El que Dios instituyó en el Edén con Adán y Eva. Aunque valga la aclaración, que ni hubo Edén, ni primeros padres, porque son un mito.

Pero más lejos fue el obispo de Río de Gallegos, en Argentina, monseñor, Juan Carlos Romanín, quien escandalizado por la celebración del primer matrimonio homosexual en Argentina y Latinoamérica dijo que esta boda es "un atentado contra la supervivencia de la especie humana".
Pues que cosa más rídicula, ¿en qué afecta que un par de hombres se hayan casado en la Patagonia, con la supervivencia de la especie? No es difícil imaginar lo que Monseñor tiene en mente: El acto sexual es solo para la reproducción, y todo acto sexual no destinado a hacer bebes -desde la masturbación hasta una relación homosexual- es pecado.

Lo que en estos momentos en realidad preocupa a la ICAR es que las leyes civiles no condenen lo que su credo condena, ni que imponga lo que ella impone.

Predican también los ensotanados, que el hecho que una pareja de lesbianas o de gais adopten un hijo, o crién juntos al hijo biológico de alguno de ellos, priva a los menores del derecho a tener un padre y una madre. Pues me asombra enormemente que ,sabiendo esto la ICAR, haya tenido a los huérfanos de sus orfanatos sin la fígura materna y paterna. Deberían haberse casado los curas con las monjas y repartirse en adopción a los huérfanos para cumplir con el católico mandato de la figura materna y paterna. Pero la realidad de la historia irlandesa nos muestra que en lugar de esto, hubo una serie de maltratos, humillaciones y abuso sexual, ocultado por la Santa Madre Iglesia. Bien valen aquí las palabras de la Biblia: Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano" (Mateo 7: 5)

En la misma tónica de querer salvar la humanidad y querer imponer su normatividad sexual se manifestó el Papa Benedicto XVI cuando afirmó en el 2008 que: "salvar a la humanidad de los comportamientos homosexuales o transexuales es tan importante como proteger el medio ambiente".

Pues muy poco saben los prelados sobre el medio ambiente, además de ignorar la sexualidad humana, pues uno de los factores más importantes para el deterior ambiental, es además de nuestro consumismo, la sobrepoblación. Especialmente entre las familias y países pobres.

Pero parece que para la Iglesia la sobrepoblación no es un problema ambiental. Y no lo es porque en donde la Iglesia más crece en feligresía actualmente es en África. Un continente donde la población crece en gran medida. Allí fue el Papa a desestimular el uso del condon, mientras que en el África ecuatorial se desvastan las selvas, se almuerzan a toda la fauna, y las familias, tradicionales claro está, se multiplican.

Ya en 1798 el economista Thomas Malthus (en quien Darwin encontró una clave de la selección natural) había reflexionado que en una población siempre creciente, los recursos naturales se agotarían pronto, y esto traería guerras. Esto es válido para todas las especies y es demostrable en un laboratorio: se pueden colocar unas bacterias en una caja de Petri y en poco tiempo, tras un crecimiento poblacional logarítmico, agotarán los recursos y la población se acabará.

Nosotros somos como esas bacterias, creciendo desmedidamente, consumiendo los recursos sin reponerlos. Y el mundo es nuestra caja de Petri. Es hora de tomar en serio, no solo el consumismo y la reutilización de los recursos naturales, sino también la sobrepoblación.

Pero la Iglesia llama estos hechos despectivamente como "teoría malthusiana". En palabras de Monseñor Alfonso López Trujillo (para verguenza de los colombianos):

"Además, defender la soberanía de la familia contribuye a salvaguardar la soberanía de las naciones. Hoy día, en nombre de las ideologías de inspiración malthusiana, hedonista y utilitarista, la familia es víctima de agresiones que la cuestionan hasta en su existencia. Los medios de comunicación, al propalar la separación total de los significados unitivo y procreativo de la unión conyugal, banalizan las experiencias sexuales múltiples pre- y para-matrimoniales, debilitando la institución familiar."

Claro queda, para la ICAR el problema de la sobrepoblación es solo una ideología malthusiana, mientras que en sus cavernarias mentes la separación de sexo y reproducción es imposible e impensable. Esta mentalidad, que niega derechos a las minorías, que desea imponerse sobre los demás sus credos reliogiosos, que desea que las leyes civiles representen su doctrina religiosa, la que niega los problemas ambientales, es realidad un peligro para la especie humana.