martes, 16 de marzo de 2010

Universidad exo-qué?

Extraido de:http://cnho.wordpress.com/2010/03/16/universidad-exo-que/

Al más puro estilo americano, llegan a España las primeras universidades que ofrecen títulos no homologados por una importante cantidad de dinero. Sin sede física, sin nombres, sin más contacto que una web y una dirección de correo electrónico, ofrecen cursos desde 6.000 a 30.000 euros

Hace pocos día leíamos acerca los títulos universitarios sin ningún valor que expiden ciertas empresas privadas, fundamentalmente estadounidenses. Doctorados, licenciaturas y otros diplomas se obtienen simplemente pagando una importante cantidad de dinero. La mayoría de ellos no requieren exámenes ni siquiera aparecer por la supuesta universidad (algo por otro lado difícil de hacer, dado que la mayoría solo disponen de un apartado postal, una web o a lo sumo una oficina).
Pues el que haya pensado “esto es cosa de los norteamericanos”, se acaba de equivocar. El sistema de “universidades de pega” ya se ha exportado a nuestro país, y hace pocos días conocíamos una de las primeras. Además, no se trata de una Universidad Creacionista pagada con el dinero de alguna iglesia, sino de la “Universidad Privada del Instituto de Radiofecuencia Cuántica Avanzada Internacional” o “Exo-universitas”. Ahí es nada…

Empecemos por el nombre
¿Qué es eso de Radiofrecuencia Cuántica Avanzada? Pues ni más ni menos que un concepto totalmente inventado y sin sentido. No hay ninguna disciplina que sea la “radiofrecuencia cuántica avanzada” no significa nada. Evidentemente, no resulta dificil ser la primera “universidad” que aplica tal disciplina.
Como es común entre los pseudocientíficos, el nombre es elegido por representar varios palabros que suenan a moderno, técnico y especializadísimo: Radiofrecuencia (por eso del espacio y los radiotelescopios), Cuántica (hoy día, lo que no lleve el término cuántico o derivado, no es nada moderno) y Avanzado, faltaría más.
No obstante, la ecuanimidad no luce ni en la constancia del nombre, dado que a lo largo de sus páginas podemos encontrar tanto “Radiofrecuencia Cuántica Avanzada” como “Radiofrecuencia Diferencial Avanzada” o “Radiofrecuencia Cuántica Diferencial Avanzada”. Otra propiedad de los palabros pseudocientíficos: puedes combinarlos y barajarlos sin que pierdan significado (dado que éste ya era inexistente).

Pero, ¿de que va esto?
Bueno, en realidad, todo el tema de radiofrecuencia, física cuántica (diferencial o no), exociencia y demás historias, pretenden postular la existencia de una “megainteligencia” en el universo o, mejor dicho, que el propio universo es una “Gran Inteligencia” y que se puede reconocer accediendo desde los principios básicos de la comunicación universal porque emite en una “frecuencia estándar”
La explicación, al igual que el título, es totalmente carente de significado. Simplemente consiste en la mezcla sin sentido de conceptos que no dicen nada. ¿Qué significa que el universo es una gran inteligencia? ¿cuáles son los principios básicos de la comunicación universal? ¿cuál es la “frecuencia estándar”?.
Vamos a ver. La comunicación consiste en la transmisión de un mensaje (con significado) desde un emisor a un receptor capaz de interpretarlo a través de un medio determinado. Ese sería el único “principio básico de la comunicación universal”, dado que es la definición mayoritariamente aceptada por todo aquel que trabaja en comunicación de cualquier tipo. Por lo tanto, decir que se puede reconocer algo accediendo desde los principios básicos de la comuicación universal tiene el mismo sentido que afirmar que podemos escuchar la radio si hay una radio, alguien está emitiendo por ella y si estamos allí para escucharla. Utilizarlo como argumento supondría algo simiar a afirmar, por ejemplo, que “todo el universo es una enorme bola de queso y lo podemos comprobar si hay una radio, alguien está emitiendo y estamos allí para escucharla“. ¿Les parece a ustedes absurdo? pues ya somos varios con la misma opinión.
De igual forma, la frecuencia es una magnitud física que expresa el número de veces que un suceso ocurre en determinado lapso de tiempo, y se mide en herzios (un herzio supone un ciclo por segundo). La radiofrecuencia es aquella parte del espectro de frecuencias que va aproximadamente de 3 Hz a 300 GHz, es decir, eventos que se repiten desde 3 veces por segundo a 1.000.000.000 por segundo. Por encima de éste (con mayor frecuencia) aparece el espectro infrarrojo, óptico y ultravioleta.
Así pues, ¿que carajos es la frecuencia estandar?. ¿la de la radiación de fondo del universo, en 160,2 GHz? ¿la del átomo más abundante del universo, el hidrógeno, en 1420 MHz? ¿la frecuencia estándar de la telefonía móvil, entre 900MHz y 1800 MHz? o alguna explicación más esotérica como la de 432 Hz, sobre la que escriben algunas web esotéricas: “432 Hz vibra en los principios de la media de oro PHI y unifica las propiedades de la luz, tiempo, espacio, materia, gravedad y el magnetismo con la biologia, el codigo del ADN y la conciencia”? Si además de frecuencia estandar, esta tiene que ser cuántica, ya la hemos liado.

Profundicemos
Es posible que no entendamos nada debido a que no hemos asistido a esta exouniversidad, así que vamos a ver en que consiste su plan de estudios:
* Física Cuántica Diferencial Avanzada (Glups, nos quedamos como antes)
* Exociencia y derecho internacional público y privado (¿¿derecho?? ¿pero esto no era física cuántica y radiofrecuencias?)
* Radiofrecuencia Diferencial Cuántica. Telecomunicaciones e inteligencia artificial (Radiofrecuencia diferencial cuántica, que no es lo mismo que física cuántica diferencial ni radiofrecuencia cuántica diferencial, ni siquiera radiofrecuencia diferencial avanzada o radiofrecuencia cuántica diferencial avanzada. Sí que da de si este plan de estudios, sí. Lógicamente, nos hace falta un poco de inteligencia artificial para poder comprenderlo…)
* Física cuántica diferencial y energías libres (¿Esto no estaba ya? ah, no, era “física cuántica diferencial avanzada”, y además esto va de energías libres -es decir, energías que no están en la cárcel-, ya, ya voy entendiendo).
* Ionogenomática y Radiofrecuencia Diferencial Cuántica, Neurociencia y Exogenética (aggggggggggg ¿Ionogenoqué? lo de radiofrecdifercuantffencial me suena, para lo de neurociencia y exogenética no son horas…)
* Exomatemática y lógica cuántica diferencial. (¡Combinación nueva! ¡También hay lógica cuántica y diferencial! Supongo que la tal lógica cuántica diferencial será algo así como “esto es lógico, pero también ilógico, que es diferente”. La exomatemática será la matematica que usan en Raticulín, asumo…)
Bueno, y ¿que título obtendremos con tal empanada cuántica diferencial?. Si repasamos la sección de titulaciones, observamos que podemos hacernos “Doctus”, “Magister” o “Expertus”, según cursemos 24, 12 o 6 créditos. ¿Y que es un crédito? asumiremos que es la medida “estandar” de formación académica y, dado que se trata de una universidad tan moderna, suponemos que será equivalente a un crédito ETCS, que corresponde a 30 horas de trabajo. Pues no está mal hacerte “Doctus” con 24 créditos, habida cuenta que el primer curso de cualquier carrera universitaria consiste en unos 60 créditos. Es decir, seremos “Doctus” habiendo cursado el equivalente a “medioprimercurso de matemáticas”, por ejemplo. El Expertus, que es el nivel más bajo, correspondería a poco más o menos a una única asignatura cuatrimestral. Solo se nos ocurre una explicación para que en realidad no estemos hablando de tan poco trabajo: que se trate de “exocréditos cuánticos diferenciales”, que sería otra cosa.

Tasas académicas: ¡¡VIVA BOLONIA!!
Para los disidentes y críticos del Espacio Europeo de Educación Superior (popularmente conocido como Plan Bolonia), tenemos un mensaje de aliento; hay algo aún más caro que estudiar medicina: hacerte radiofrecuenciólogo diferencial cuántico avanzado. El crédito, según leemos en la web de la Universidad Privada del IRCAI, sale a 1.000 eurazos. Quiere esto decir que cursar el equivalente en créditos a medio curso académico en una universidad pública, sale por 24.000 euros, es decir, cuatro millones de las antiguas pesetas, a lo que hay que sumarle el trabajo de fin de curso (llamado aquí proyecto, tesina o tesis) que cuesta otros 1.000, 3.000 ó 6.000 euros si sacas un promedio inferior a Notable. No está mal.
Dado que estos “titulos” no están reconocidos por el Ministerio de Educación ni por el Ministerio de Trabajo, tras pagar tamaña talegada no tenemos ninguna garantía de ejercer en el amplio mercado de la radiofrecuenciología cuántica avanzada. Pero también eso está previsto por el IRCAI: apoquinando los 24.000 a 30.000 euros del Doctus o los 12.000 a 15.000 del Magister, puedes ser contratado como profesor en la propia exouniversidad al acabar. Repasemos la carrera: medio curso académico, me hago radioexocienciólogo y me contratan en la misma universidad para formar al año que viene a nuevos alumnos. Mmmm, ¿soy yo solo al que le chirría algo?
No obstante, hay otra posibilidad de entrar directamente de profesor y ganando 26.000 euros en lugar de pagar 24.000. ¿Como? pues optando al premio anual a la mejor tesis doctoral (que es el trabajo de fin de curso del Doctus), dado que se convoca un premio anual dotado con 50.000 euros, diploma y enchufe directo al claustro de profesores.
¿Pero que es lo que hacéis estudiando ciencias durante años? Si con un solo curso académico con la mitad de carga docente podéis ser profesores univesitarios en un año!!!

Investigación universitaria por correo
Pero claro, toda universidad que se precie debe dedicarse también a la investigación. Y así vemos que el IRCAI se estructura en departamentos de investigación entre los que encontramos el de… ¿lo adivináis? pues no, sorpresa, se trata el departamento de “Psicología Cuántica Diferencial Avanzada” ¡¡este no le teníamos!!. Estos departamentos, según reza la web, realizan publicaciones periódicas. Ahórrese el lector el arduo trabajo de buscar publicaciones científicas donde el firmante tenga como dirección este instituto, salvo en la web del mirador de estrellas, no encontraréis ninguna…
De igual forma, tampoco encontraremos sede física alguna, nombres de personal, profesorado, investigadores o responsables. Solamente una web (digamos para ser educados que muy mejorable) sin absolutamente ninguna referencia ni siquiera telefónica, únicamente una dirección anónima de correo y un formulario de contacto. Para pedir cuatro kilos de las antiguas pesetas, quizá pudiera considerarse una información demasiado vaga.
No se ustedes, pero el que suscribe aún no se encuentra lo suficientemente maduro para iniciarse por los caminos de la radiofrecuenciología cuánticoavanzada internacionalmente diferenciada…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Como juzgan serán juzgados, si se creen inteligentes siempre habrá alguien más inteligente que los deje en ridículo.

Mejor que diga la comunidad científica que somos unos ignorantes y nos abrimos a nuevas ideas, entonces es cuando encontraremos cosas nuevas que jamás hubiéramos imaginado.

En pocas palabras por favor científicos del mundo no se crean que lo saben todo y que su conocimiento es absoluto, y mucho menos utilicen sus títulos de doctorado y publicaciones científicas como títulos de nobleza como los reyes.

Anónimo dijo...

Y... ¿habeis descubierto algo ya los exotontos del mundo o que?

Lo que suponía...